Internacionalización

Internacionalización del Colegio

Desde hace casi dos décadas, un sector importante de los colegios ha emprendido todo tipo de intercambios, convenios o cursos con distintas instituciones educativas de Norte América y Europa. En la mayoría de los casos la razón esencial es el inglés. Con sólo un vistazo, es fácil comprobar la compulsión que hizo metástasis en el sector con la enseñanza del inglés. Todo de repente se volvió en inglés. Los colegios que se autodenominaban bilingües acabaron, por una extraña paradoja, siendo más monolingües que otra cosa. El Gimnasio de los Llanos reconoce la importancia del inglés y su belleza como lengua. Pero no en detrimento de otras, ni en detrimento del conocimiento de la lengua materna porque es desde ella como se aprenden otras lenguas.

No quisimos que los cursos de verano (usualmente más vacacionales y costosos que académicamente sólidos), fueran la alternativa que les ofreciéramos a nuestros estudiantes. Consolidamos en un tiempo récord, la visita de las autoridades académicas del estado de Nova Scotia, en Canadá al colegio, un país que, a nuestro juicio, representa una sociedad incluyente, moderna, y democrática, y cuyo sistema educativo está considerado como uno de los mejores del mundo.

Cambiamos entonces la oferta de cursos de verano (casi siempre de un mes), por un proyecto de largo aliento que, de una parte, hacía mucho más rentable la iniciativa, y de otra, utilizaba el pretexto de fortalecer el inglés, como una oportunidad valiosa de vivir un semestre (20 semanas), en una familia canadiense, ir a un colegio público canadiense, aprovechar los contrastes culturales, como una fuente de enriquecimiento personal en muchos aspectos. Además, los estudios realizados tienen valor académico y serán en un proceso autónomo, homologados por el colegio de manera que los estudiantes a su regreso, entrarán al curso inmediatamente siguiente al que estaban. De esa manera, no sólo tendrán una oportunidad valiosa de fortalecer su carácter y ampliar su perspectiva del mundo, sino hacer valer sus estudios a 7000 kilómetros del colegio, y todo esto mientras necesariamente fortalecen el idioma inglés, pues en Nova Scotia, menos del 1% de la población habla español.

Registramos con satisfacción que más de 20 estudiantes de nuestro colegio y de otros colegios de la ciudad acogieron la primera cohorte del programa. Pero aún más importante, es que gracias a esa economía de escala pudimos vincular al mismo programa a un estudiante del colegio oficial Policarpa Salavarrieta del corregimiento de Morichal, con el cual el Gimnasio adelanta varios programas de integración académica, convivencial y deportiva, y que viajo junto con los nuestros a Canadá en un ejercicio de integración sin precedentes en la región.

El estudiante del Policarpa Salavarrieta, fue escogido de una terna que el colegio le enviara al Gimnasio de los Llanos y fueron nuestros estudiantes quienes en una amplia conversación con ellos eligieron a quien debía a su juicio acompañarlos. Fue así como ese estudiante vivió la misma experiencia en Nova Scotia durante 21 semanas.